Niño pierde un ojo al ser atacado por un pitbull

Los médicos del área de oftalmología sometieron al niño a una operación conocida como enucleación, que consiste en la remoción quirúrgica del ojo, en esta ocasión del lado izquierdo.

Juana Osorio, madre del paciente, indicó que el niño estaba en la tienda cuando el perro se escapó de una vivienda cercana y lo atacó.

Desde el pasado 14 de junio los propietarios de perros definidos como peligros en la Ley de Control de Animales Peligros deben solicitar su licencia para mantener sus mascotas.

La normativa establece que los dueños de estos animales deben velar porque no causen molestias a los vecinos, para circular en espacios públicos deberán colocarles una correa o cadena de menos de dos metros de longitud y un bozal.

En caso de que no se cumpla con los requisitos del reglamento la Gobernación Departamental podrá gestionar la incautación del animal, realizar las pruebas de socialización y si es el caso aplicarles la eutanasia.

(Visitado 5 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario